NOTICIAS 365    INICIO    NOSOTROS    CONTACTO

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

Copyright 2019 Noticias 365 · Todos los derechos reservados 

Aborto legal: el debate que divide a la Argentina hoy vuelve a las calles

19/02/2020

Las marchas tendrán su epicentro frente al Congreso Nacional a las 19 hs. para exigir que se debata una ley a partir del 1 de marzo. La Iglesia prepara su propia campaña.

 

on optimismo, por el respaldo del presidente Alberto Fernández, movimientos feministas llevarán este miércoles a las calles de Argentina su reclamo a favor del Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Las movilizaciones tendrán su epicentro frente al Congreso Nacional para exigir que se debata una ley a partir del 1 de marzo, cuando Fernández inaugura sesiones ordinarias, pero se espera que se desarrollen masivas manifestaciones en las principales ciudades del país. Durante su gira europea, el presidente dijo que enviará al Congreso un proyecto para despenalizar el aborto, tal como había prometido en la campaña electoral. "En la Argentina el aborto es un delito.

 

Es un extraño delito, porque casi nunca se condena a una mujer por aborto. Pero sabemos que los abortos existen", dijo. "¿Cuál es el problema de que exista un delito de aborto? El problema es que todo aborto se vuelve clandestino y, en la clandestinidad, el riesgo de vida y de salud de la mujer se potencia", observó. En junio de 2018 la iniciativa para legalizar el aborto voluntario hasta la semana 14 de gestación obtuvo el histórico respaldo de Diputados, pero el Senado la rechazó en medio de presiones de la influyente Iglesia católica y de los grupos evangelistas.

 

La renovación parcial de la Cámara Alta en las elecciones de diciembre dejó al oficialismo con mayoría, lo que renovó las esperanzas feministas y de sus aliados por conseguir la legalización del aborto, una reivindicación que ganó fuerza en la última década. El aborto está penalizado en Argentina desde 1921, pero el Código Penal, en su artículo 86, autoriza la interrupción del embarazo cuando peligre la vida o la salud de la mujer embarazada o cuando la gestación sea producto de una violación.   En Argentina el aborto se castiga con penas de entre uno y cuatro años de cárcel, excepto en casos de violación o de riesgo para la vida de la mujer.   Según organizaciones feministas, en el país se realizan unos 400.000 abortos clandestinos por año, la principal causa de muerte materna.   Según la última encuesta sobre creencias y actitudes religiosas, entre 2008 y 2019 se duplicó la proporción de quienes afirman que el aborto es un derecho de la mujer.   En 2017, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó un proyecto que consagraba el aborto legal, seguro y gratuito, pero el Senado lo rechazó.  

 

Optimismo por el apoyo presidencial El presidente dijo en reiteradas ocasiones que enviará al Congreso un proyecto para "ponerle fin a la penalización del aborto", aunque nunca aclaró si avanzará sobre la legalización. "Esta vez será histórica, tenemos muchas expectativas", dijo Mabel Gabarra, abogada y fundadora de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. "Pensamos que el proyecto del presidente va a estar en sintonía con el nuestro", sostuvo por su parte Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir.

 

En ese sentido, admitió que esperan que el proyecto del Ejecutivo se enfoque más en el aspecto sanitarista que en el de los derechos de la mujer, aunque dijo: "a esta altura ¡Qué se inspiren en lo que quieran, pero tengamos de una vez la ley!". Tal es la confianza sobre la legalización este año que los movimientos feministas ya están "trabajando en el día después: cómo remover los obstáculos para que haya un acceso concreto para la mujer que quiera abortar", añadió Alanis. "No estamos inquietas, estamos confiadas, pero igual nos movilizamos para decir 'acá estamos y de la calle no nos movemos hasta tener la ley'", dijo Alanis, optimista de que el miércoles las calles argentinas se teñirán de verde, el color emblemático de esta lucha feminista. Fernández dijo en diciembre que planea enviar al Congreso un proyecto de ley sobre la legalización del aborto en todos los casos, que contemple las posiciones a favor y en contra de la interrupción voluntaria del embarazo para evitar que sigan muriendo mujeres por la práctica.

 

 

 

“Es un problema de salud pública que hay que resolver, tenemos que en el próximo proyecto garantizarle a todos todo. Estoy decidido a que este tema se trate en este ejercicio 2020, es un problema muy serio, no quiero que se mueran más mujeres". El mandatario explicó que en ese proyecto deberían incluirse mecanismos rápidos de adopción, mejorar la educación anticonceptiva y establecer ayudas para mujeres en contextos críticos que quieren tener al bebé pero que no pueden hacerse cargo del niño. La división que genera el debate del tema en el país es resultado de "la hipocresía argentina, por eso me exaspero tanto con el tema. Muchas veces, las que abortan son hijas de familias pudientes que van a misa, pero que no pueden soportar el oprobio de tener una hija soltera con un hijo", comentó Fernández.

 

Oposición religiosa con marcha en Luján Representantes de la Iglesia católica y de otras confesiones, caracterizadas por el pañuelo celeste, también redoblan esfuerzos para impedir la aprobación y organizan una marcha antiabortista el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en una movilización y misa impulsada por la Conferencia Episcopal. "Sí a las mujeres, sí a la vida", es el lema propuesto para la misa y marcha que se realizará frente a la Basílica de Luján. La convocatoria se lanzó poco después de las declaraciones de Fernández en favor de despenalizar el aborto, realizadas durante su reciente gira europea y días después de entrevistarse con el papa en el Vaticano.

 

"Hay quien siente que legalizar el aborto lo vuelve obligatorio. No, no es obligatorio para nadie. Es un tema que debemos resolver desde el mundo de la salud pública", había dicho Fernández en París. "El proyecto es de legalización y no solo de despenalización", aclaró Gómez Alcorta El presidente ya había mencionado su intención de proponer una nueva legislación al respecto. Su ministro de Salud, Ginés González García, es un férreo defensor de la legalización. "El aborto ya está despenalizado socialmente, lo sacamos de la clandestinidad, de la hipocresía", sostuvo María Teresa Bosio, dirigente feminista de la provincia de Córdoba. "En 2019 se habló de aborto en las escuelas, en la mesa familiar, en la calle... la sociedad argentina está madura para dar el paso", opinó Bosio.

 

Sin embargo, los evangelistas están dispuestos a dar una dura batalla, incluso pidieron un referéndum para tratar el aborto. "Saldremos de una en todo el país", dijo un dirigente de Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina citado por AFP. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

SECCIONES
Please reload

Please reload

LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO

CLIMA

DEPORTES

ECONOMÍA