Ciberdelincuentes robaron US$600 millones en criptomonedas y devolvieron la mitad

Los piratas aprovecharon una vulnerabilidad en la plataforma Poly Network. ¿La restitución es por compasión o por la imposibilidad de oficializar ese volumen de dinero?

Esta semana somos testigos de uno de los mayores hackeos de criptomonedas de la historia. Según reporta Reuters, ciberdelincuentes aprovecharon una brecha de seguridad en la plataforma Poly Network y se llevaron un equivalente a 613 millones de dólares. Lo más curioso del hecho es que los piratas comenzaron a devolver el botín que hurtaron: al momento de la publicación de este repaso ya restituyeron la mitad de ese valor.

Poly Network es una plataforma diseñada para facilitar la interoperabilidad entre distintas blockchain (cadena de bloques), una tecnología que posibilita el intercambio de criptodivisas, entre otras funciones. Los propios responsables de ese servicio catalogaron a este hurto como uno de los más cuantiosos en la historia de las monedas digitales y publicaron una carta en Twitter pidiendo a los ladrones que devuelvan el dinero robado a los miembros de la comunidad.


El ataque afectó a diversas carteras de criptomonedas. (Foto: Adobe Stock)“El dinero que has robado es de decenas de miles de miembros de la comunidad crypto”, dijeron en su comunicado. La compañía informó que había sido pirateada e instó a los culpables a devolver los fondos, amenazando con emprender acciones legales. Luego ocurrió lo inesperado: la restitución de buena parte del botín, que se restituye a diferentes direcciones. La suma incluye montos en ether, Binance Smart Chay y provenientes de la red Polygon. ¿Por qué devuelven el botín? La restitución no parece ser simple compasión o arrepentimiento. Si bien un hecho como este echa luz sobre las posibles flaquezas de seguridad en la tecnología blockchain, al mismo tiempo demuestra la complejidad para lavar criptomonedas a esta ecala. En función de ello, algunas carteas congelan las sumas robadas. Uno de los casos es el de Tether, que ya detuvo la circulación de 33 millones de dólares conectados a este hecho. “Incluso si puede robar criptoactivos, lavarlos y retirarlos es extremadamente difícil, debido a la transparencia de la cadena de bloques y al amplio uso de los análisis de la cadena de bloques por parte de las instituciones financieras”, dijo al respecto el ejecutivo de una firma del sector. Por lo demás, siguiendo a la fuente arriba mencionada, una persona que se adjudicó el hackeo dijo que lo hizo “por diversión” y que quería “exponer la vulnerabilidad” antes de que otros pudieran explotarla. “Siempre fue el plan” devolver los tokens, escribió el supuesto pirata informático, y agregó que no está interesado en el dinero. El o los piratas informáticos no han sido identificados y no se pudo verificar la autenticidad de los mensajes.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO