Por primera vez un argentino ganó el Rally Dakar en la categoría motos

El argentino Kevin Benavides se consagró como ganador del Rally Dakar 2021 en la categoría motos y firmó una actuación histórica para el país: es el primer piloto nacional en llevarse el título de una de las dos divisionales principales de la competencia más exigente del planeta.


A bordo de su vehículo Honda, Benavides celebró luego de la finalización de la 12ª etapa que se llevó a cabo entre las localidades de Yanbu y Yedá, en Arabia Saudita. Este tramo fue ganado por el norteamericano Ricky Brabec, de la misma escudería.


En la clasificación general, Benavides conquistó la prueba con 4 minutos y 56 segundos de diferencia sobre Brabec –que terminó segundo– y con 15 minutos y 57 segundos sobre el británico Sam Sunderland, del equipo KTM.


El campeón argentino y latinoamericano del enduro, de 32 años, debutó en el Rally Dakar en 2016 y ya marcó el territorio obteniendo el cuarto puesto en la tabla general. En 2018 se ubicó segundo y este año, en su quinta participación, logró el título.


La categoría motos llegó a la última jornada con mucha expectativa, dado que el jueves, tras el final de la 11ª etapa, los tres primeros (Benavides, Sunderland y Brabec) estaban separados por menos de diez minutos de diferencia.


Ese día, Sunderland había aprovechado los problemas de los pilotos de Honda para ganar la anteúltima etapa y recortar distancias. Sin embargo, la jornada final fue fatal para Sunderland y terminó en el 12° lugar. De esta forma, la consagración fue para Benavides, que hoy llegó segundo, a 2 minutos y 17 segundos de Brabec, 4 minutos y 13 segundos antes que el austríaco Matthias Walkner (KTM), que arribó en la tercera colocación.


De esta manera, el piloto de Honda se convirtió en el primer argentino que consigue ganar el Rally Dakar en una de las dos categorías principales. Hasta ahora los únicos que habían logrado una hazaña similar habían sido los hermanos Patronelli, Alejandro en 2011 y 2012 y Marcos en 2010, 2013 y 2016, y Nicolás Cavigliasso (en 2019), pero todos ellos lo hicieron en cuatriciclos.


Horas más tarde de lo hecho por Benavides, Argentina sumó su octavo título histórico en el Dakar: Manuel Andújar se impuso en la categoría cuatriciclos y estiró la hegemonía nacional en esta divisional que se inauguró en 2009 y suma siete triunfos albicelestes en 13 ediciones.


Esta doble celebración también posiciona a la bandera nacional en el quinto lugar histórico de esta competencia que se inició en 1979: Francia lidera con 50 coronas, Rusia lo sigue con 18, España e Italia comparten el último peldaño del podio con 10 títulos.


“Una etapa increíblemente loca. Salí tercero, pensando que iba a poder seguir la traza y los pilotos delante cometieron un error en el km 50 y de ahí pasé a abrir yo 150 km. Empujé y empujé hasta el final porque sabía que Ricky venía atrás y me podía descontar tiempo. Hasta el último kilómetro fui muy tensionado, enfocado, navegando con la mayor velocidad posible.


Este Dakar ha sido increíble. Día a día ha cambiado un montón. Me siento muy feliz de conseguir esta victoria. Para mí ha sido el Dakar más duro hasta el momento de los que he corrido. Estoy muy feliz. También por ser el primer sudamericano en ganar el Dakar y hacer historia”, afirmó el argentino al sitio oficial del Dakar tras levantar la corona.


La clave creo que ha sido mantener la calma, ir con energía hacia adelante, estar enfocado en el trabajo día a día. Tenemos una muy buena moto, un muy buen equipo. Personas que trabajan con mucha dedicación. Honda se ha iniciado de vuelta en el Dakar desde 2013. Tuvieron que realizar actualizaciones a la moto, hubo problemas, pero el equipo ha ido creciendo, avanzando y aprendiendo y, hoy por hoy, tenemos unas bases sólidas, con personas que trabajan muy bien y una moto muy fiable”, señaló sobre los motivos de su campeonato.


A lo largo de la competencia, Benavides lideró dos etapas (la 5ª y la 9ª), llegó segundo en tres ocasiones (1ª, 3ª y 12ª) y tercero en dos oportunidades (10ª y 11ª). Además, sumó un 5° puesto en la octava etapa. Su rendimiento mermó en otras cuatro etapas quedando fuera del Top Ten del día, pero eso no significó un problema para apoderarse de la corona.


Un detalle es que su hermano, Luciano Benavides, abandonó la competencia días atrás por una caída que le dislocó el hombro. El menor de los Benavides (25 años) había iniciado esa 9ª etapa de motocicletas ubicado en el décimo puesto de la tabla general.


EL CAMINO HACIA ARABIA SAUDITA

En 2017, cuando apenas faltaban 15 días para la largada del Dakar, Benavides sufrió una fractura en la mano durante un entrenamiento que lo dejó afuera de la prueba, por lo que para volver a competir tuvo que esperar hasta la siguiente edición, en la que el circuito unió Perú, Bolivia y Argentina.


En aquella oportunidad, Kevin peleó palmo a palmo con los pilotos de punta hasta que en la etapa 10 se perdió, resignando en parte sus chances de victoria. El segundo escalón del podio fue un premio y a la vez un desafío.


En esa temporada luchó por el cetro mundial FIM de Rally Cross Country, pero sendas caídas en el Desafío Ruta 40 y en la fecha final de Marruecos, le impidieron luchar por el campeonato.


Finalmente, Benavides recibió una dura penalización de tres horas a tres etapas del final, por llevar supuestamente a bordo información no incluida en el road book. Esa circunstancia afectó su performance y ello, sumado al cambio de motor, lo dejó en el puesto 12, aunque 2 meses más tarde se lo reclasificó quinto.


Posteriormente, en la edición del año pasado, el argentino mostró un ritmo de carrera excepcional, logrando incluso una victoria de etapa, pero en la sexta jornada el motor de su Honda se rompió a 44 km del final. Quedó en medio de las dunas y perdió cuatro horas para salir de allí.


Luego le llegó una nueva penalización por el cambio de motor que lo dejó en el puesto 19, mientras el equipo se llevó el triunfo a través de Ricky Brabec, lo que representó el primer logro de la marca ocho años después de su retorno a la carrera más dura del mundo y más de 30 años después de su última victoria.


“El 2020 fue un buen Dakar para mí. Mi trabajo fue muy bueno, gané etapas, estuve tres veces en posición de podio. Luego sobrevino la falla del motor y me costó cuatro horas salir del desierto y luego los 15 minutos de penalización. No pude pelear por la general, es cierto, pero fue una buena carrera en la que sufrí una falla importante”, había explicado Benavides al respecto.


Sobre la edición de la que estaba a punto de participar y que luego ganaría, el argentino resaltó que se había preparado, ya que la cuarentena le sirvió para recuperarse de las lesiones y “hacer un trabajo físico continuo”. “El desierto saudí me gustó porque es muy diverso, muy bonito, muy grande y permite hacer un buen proyecto de Dakar a futuro”, señaló el piloto, que adelantó que iba “a dar el 100% trabajando día a día para lograr el sueño” de ganar esta carrera. Y lo logró…



SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO

NOTICIAS 365    INICIO    NOSOTROS    CONTACTO

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

Copyright 2020 Noticias 365 · Todos los derechos reservados