Nuevo paradigma en la gestión de cobranzas


La pandemia impactó fuerte en el sector de cobranzas. Se atraviesa un proceso de transformación inevitable que nos obliga a repensar y reinventarnos.

Con la cuarentena el mercado se paralizó. Nosotros, particularmente, hasta marzo 2020 recibíamos un cierto número de cuentas, que, por disposición del BCRA, se vio significativamente reducida. Por ejemplo, las personas de más de 90 días de mora, provisoriamente no se encuentran en situación irregular. Al no percibir esa cartera no podemos realizar la cobranza sobre esas deudas. De ese total de cuentas que hubieran incurrido en mora desde abril, el banco no solo no puede reclamarlas al día de hoy, sino que tampoco puede asignarlas a ninguna agencia.


En la industria estamos viendo un efecto represa: se están acumulando un montón de carteras de morosos de cheques rechazados y de créditos impagos. Todas esas personas que no pagaron y que se quedaron con la plata en la mano y compraron dólares, vieron una gran oportunidad. Probablemente, muchos lo estén haciendo, pero a otros seguramente les tocó significativamente el bolsillo.


Las políticas establecidas por el BCRA impactan por demás negativamente en el rubro de la gestión de la cobranza, ya que no es real la situación del deudor. Algunos pocos, invierten sus ahorros o cambian divisas para saldar su deuda vieja. Sin embargo, existe un porcentaje mínimo de personas que tienen alguna deuda y hoy en día la pueden pagar, pero, nuestra recomendación es quien pueda hacerlo, salde sus deudas acumuladas aprovechando todos los beneficios que tiene el deudor actualmente.


Según economistas, la Argentina va a repuntar y crecer en el 2021. Con un stock enorme de cartera y una economía que se encamina, vislumbramos un año prometedor en nuestro rubro. De hecho, cuando se abra la compuerta de esta represa que se está llenando hoy, la gestión de cobranza online va a tener casi al 100% un rol protagónico, ya sea para informar como para autogestionar el pago del gran caudal de deudas que se ha generado a lo largo del año.


A diferencia de otros sectores, la industria de la cobranza se vio obligada a iniciar o continuar el paso hacia la transformación digital. Una gran ventaja competitiva se percibe en este escenario, por eso, hoy contamos con muchas herramientas para mejorar y para seguir incorporando nuevas formas para acercarnos al deudor con más alternativas y mayor fluidez.


Sostenemos que cuando todo pase, vamos a tener mucho por hacer. En principio, porque los bancos nos siguen apoyando para que el deudor tenga la oportunidad de saldar su deuda de la mejor manera posible, y, por otro lado, será clave continuar la concientización y evangelización en el usuario sobre los medios de pago digitales.


Darío Palmero, Director del Estudio Palmero de Belizán & amp; Asociados.



SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO

NOTICIAS 365    INICIO    NOSOTROS    CONTACTO

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

Copyright 2020 Noticias 365 · Todos los derechos reservados