Disfrazados de agentes, le apuntaron a un nene de 3 años en medio de un robo en Bernal

Los delincuentes eran al menos cinco y aparecieron el sábado a la noche a bordo de una camioneta de alta gama negra armados con itakas y protegidos con chalecos antibalas. Se identificaron como policías, pero segundos después desataron una escena de terror con un nene de tres años en el medio.


“Estaban buscando a dos personas”, reveló a TN Lucas, dueño de uno de los negocios asaltados y padre de Mateo, y afirmó: “No venían a robar”. Al parecer, buscaban a dos hombres que trabajaban en un bar de la esquina de las calles Victorica y Formosa, en Bernal. No los encontraron, y en cuestión de segundos le quitaron los celulares y las billeteras a los clientes que encontraron a su paso.

Toda la secuencia quedó grabada en una cámara de seguridad de la zona. Las imágenes muestran a los delincuentes cuando descienden del vehículo y le apuntan con armas largas a Lucas y a su hijo Mateo que, asustado, busca esconderse entre los brazos de su padre.


Acostumbrado, casi resignado a la inseguridad que sufren en el barrio, Lucas resaltó los detalles del asalto que no parecía haber sido el objetivo principal de los sujetos. “Creo que robaron porque ya estaban ahí”, manifestó, antes de aclarar que igualmente “se llevaron algo de bar” antes de darse a la fuga. “Estaban tranquilos, actuaron como profesionales”, remarcó.



Nadie resultó herido y todo pasó muy rápido, pero Mateo sigue asustado. “Dice que la policía lo quiso matar”, contó su papá, que colocó la cámara de vigilancia en su negocio tras un robo que sufrió hace un año. Frente a los reiterados hechos de inseguridad, los vecinos se organizaron con grupos de WhatsApp para prevenirse entre ellos, pusieron rejas en las casas y hasta una alarma vecinal. Pero los delincuentes llegan, roban y se van. Nada de lo que hacen los rescata del estado de vulnerabilidad. “La policía hace lo que puede, pero cada vez estamos peor”, concluyó.

En Lanús, un nene de dos años quedó en shock al ver cómo robaban a su familia

El traumático momento que vivió Mateo ocurrió a menos de 72 horas de otro impactante ataque a plena luz del día en la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en Lanús. Las víctimas fueron tres mujeres y un chico de dos años que caminaban hacia su casa cuando fueron atacados por tres motochorros.


Una cámara de seguridad registró la escena de terror de la que fue protagonista Francesco, apenas un poco más grande que un bebé, cuando su mamá, su tía y su abuela, desesperadas, atinaron a salir corriendo en distintas direcciones para escapar del peligro.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO