Coronavirus: por qué algunas personas se contagian más de una vez y otras nunca se infectan

A dos años de que inicie la pandemia existe un gran número de individuos que contrajo Covid-19 en más de oportunidad. Otros, en cambio, parecen inmunes. Los especialistas hablan de una cuestión genética.

Con la pandemia superando los dos años y pese al surgimiento de variantes más contagiosas, existen personas que nunca se infectaron. Otras, por su parte, pese a contar con el esquema de vacunación completo, padecieron el Covid-19 en más de una oportunidad.

Según los especialistas, la capacidad de infectarse en más de una vez, o nunca haber contraído la enfermedad, radica en la genética con la que nace cada persona. Además, existe el aditivo de la presencia de las vacunas, que logran frenar la infección, y la posibilidad de que, pese a transitar el Covid-19, esos individuos sean asintomáticos.


“Hay gente ‘sana’ que tiene más propensión a padecer distintos tipos de eventos infecciosos y eso tiene que ver con las particularidades de cada uno”, afirmó en diálogo con TN el inmunólogo Jorge Geffner. Mientras, el también especialista en inmunología Guillermo Docena agregó: “Hay miles de vacunados que fueron asintomáticos y nunca supieron que se infectaron”.

La genética como aliada para evitar los contagios En medio de un pico de casos de Covid-19 se ha convertido en una situación común que algún conocido se encuentre infectado o aislado por ser contacto estrecho. Incluso, entre los “positivos” hay un número de personas que ya transitó la enfermedad alguna vez, a pesar de estar vacunados con las dos dosis. Otros, más afortunados, nunca se contagiaron. “Lo vemos con el Covid-19 porque todos están prestando atención, pero esto también aparece en otras patologías infecciosas. Por ejemplo, todos los chiquitos, a los 2 años, ya se pescaron, en algún momento de su vida, la infección por virus sincitial respiratorio. Al 97% no le pasa nada, pero hay un dos o tres por ciento que hay que internarlo porque hace bronquiolitis severa. Esa es su propia genética”, explicó Geffner.

En ese sentido, el también investigador del Conicet aseguró que eso depende de las diferentes aptitudes de cada persona, “incluso sin historial de comorbilidades”.

“Todos, incluyendo los sanos, tienen distintas capacidades para enfrentar a los diversos microorganismos y eso los condiciona ante cualquier agente infeccioso, incluso el SARS-CoV-2. La razón de esta situación se encuentra en la genética diferencial de cada individuo”, agregó. Por su parte, Docena destacó tres factores que pueden influir en la reinfección de una persona:

  • Que haya tenido una infección anterior hace 6 u 8 meses, con una inmunidad que ya no está presente.

  • Que se trate de una nueva variante y que la respuesta inmune ya no detecte a este virus.

  • Que la respuesta a la vacuna “no haya sido buena”.

El que nunca se contagió es porque no estuvo expuesto al virus o la vacuna directamente bloqueo la infección”, aseguró.

Asintomáticos o nunca infectados Otro de los factores que puede influir en esta situación es que, directamente, una persona no note que está infectado, ya que transitó la enfermedad de forma asintomática. Con lo cual, puede estimar que nunca contrajo el Covid-19. “Hay una fracción muy importante de gente que fue asintomática y no sabe que se contagió”, dijo Geffner. En tanto, destacó que “Ómicron, en general, tiene la característica de mediar infecciones menos severas y hay una fracción aún más importante que es asintomática”. En el mismo sentido, Docena completó: “Seguramente, miles de vacunados fueron asintomáticos y nunca supieron que se infectaron. Aunque sí se infectaron, no se enfermaron”.

Las vacunas como aliadas frente a la infección Con el 88.12% de los argentinos vacunados con una dosis, el 76.11% con el esquema completo (dentro de los cuales se cuenta el 6,17% que recibió la tercera) y el 9.08% que ya goza del refuerzo, las vacunas tomaron un rol preponderante ante la infección, según destacan ambos especialistas. Aunque aclararon que contar con estas inmunizaciones no evitará por completo la infección, sí lograrán cuadros leves o asintomáticos. “Las vacunas proteger enormemente frente a la infección severa y también frente a la leve. Argentina tiene un promedio de vacunación que es igual al de Europa Occidental, pero hay que extenderlo más. Ahora nos cuesta avanzar en la vacunación pediátrica y es muy importante porque la mayoría de los chiquitos que se están internando son no vacunados”, advirtió Geffner.

“Aun vacunado, uno puede infectarse. Depende de cómo respondió a la vacuna, se va a infectar, pero seguro no va a tener una enfermedad severa. Esta es, probablemente, la situación endémica que quedará. Vamos a convivir con el virus, pero no nos enfermaremos gravemente. Pasará como una gripe leve y eso es gracias a las vacunas”, agregó Docena. De todos modos, ambos inmunólogos recalcaron que, frente al aumento de casos, se deben mantener las medidas de cuidado para evitar el contagio: “Hay que usar bien el barbijo y optar por un tricapa, que puede proteger entre 10 y 30 veces del virus. El lavado de manos y el distanciamiento social son también condiciones críticas para la pandemia”.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO