top of page

¿Cómo hacer uso racional de los antibióticos?

La resistencia a los antimicrobianos es una amenaza para todos los seres vivos, nos afecta a todos, por eso es fundamental usar los antibióticos de manera correcta y bajo prescripción médica” señala la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

¿Qué son los antibióticos y cómo puede afectar su resistencia?


Los antibióticos son medicamentos utilizados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas; la aparición y la propagación de resistencia a los antibióticos, es decir, la capacidad que adquieren las bacterias para sobrevivir a la acción de un antibiótico se ha convertido en un problema mundial. Esta resistencia hace que el número de antibióticos disponibles para tratar las infecciones sea cada vez más limitado, provocando infecciones difíciles de tratar.


La resistencia a los antibióticos puede afectar a cualquier persona, sea cual sea su edad o el lugar donde viva. Además de tener consecuencias médicas, el uso inapropiado de antibióticos también tiene un gran impacto económico.


Si se toman antibióticos de forma repetida e inadecuada, si se prescriben excesivamente, se contribuye a aumentar la resistencia bacteriana a los mismos, haciendo un uso no racional de los mismos, pudiendo llevar, entre otras cuestiones, al fracaso terapéutico, a la no curación, además de producir efectos adversos evitables que pueden involucrar el descontrol de las defensas inmunitarias.


Desde OSPEDYC señalan los principales puntos sobre la automedicación:


Uno de los principales puntos a destacar es la automedicación, que consiste en tomar antibióticos sin consultar primero con un médico, ya sea utilizando antibióticos sobrantes de tratamientos previos o adquiriendo antibióticos sin las correspondientes recetas; otro tema no menor a destacar también, es la falta de adherencia o cumplimiento con el esquema de administración del medicamento (dosis, el intervalo entre cada dosis y la duración del tratamiento), esta conducta compromete la efectividad del fármaco; es decir, que el mismo logre el propósito de paliar o curar la enfermedad. “Los antibióticos solo pueden ser recetados por un médico”, insiste la Dra. El Haj.


Muchas enfermedades pueden tener los mismos síntomas, pero tal vez no requieran el mismo tratamiento, por lo tanto:


● No intentar comprar antibióticos sin receta.

● No guardar antibióticos para usarlos más adelante.

● No tomar antibióticos sobrantes de tratamientos previos.

● No compartir los antibióticos sobrantes con otras personas.


En Argentina se promulgó, el 24 de agosto, la ley 27.680 de Prevención y Control de la Resistencia a los Antimicrobianos, en la que se regula desde el 1° de septiembre la dispensa de antimicrobianos (antibióticos, antivirales, antifúngicos, antiparasitarios).


De ahora en más, se debe hacer la receta por duplicado, al igual que con los psicofármacos y opiáceos. Además, la receta tiene que incluir el diagnóstico médico, y todos los datos del profesional (nombre y apellido, matrícula, profesión, dirección y teléfono).


El objetivo de la ley es promover los mecanismos necesarios para la prevención y control de la resistencia antimicrobiana en el territorio nacional.

댓글


SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO

bottom of page