El cepo y la producción agropecuaria

Las nuevas medidas tomadas por el Banco Central podrían impactar en el nivel de tecnología que aplicará el productor.

Las últimas medidas económicas generarán consecuencias en los sectores económicos, donde el agro requiere insumos para producir y exportar.

Según David Miazzo, economista de la Fundación Agropecuaria para le Desarrollo de Argentina (FADA), “una empresa de maquinaria agrícola o una empresa de insumos, tienen como clientes a productores agrícolas que reciben por cada dólar de soja que producen $50 ($75 – 33% de DEX). Esa empresa si tenía endeudamiento, tendrá que pagar un dólar de $130 si no logra reestructurarla.

En cuanto a los productores, Miazzo expresó que «por el lado de los productores, también comienza a preocupar el aumento de costos, que se puede dar por una mayor restricción a los dólares para importar maquinaria o sus partes o para importar insumos como fertilizantes o fitosanitarios. Incluso cuando el agro es el principal proveedor de divisas del país, en los primeros 6 meses del 2020 exportó el 74% de todas las exportaciones del país. En el cepo 2012-2015 sucedió esto, los costos de los insumos crecieron por la dificultad de las empresas de acceder a los dólares”.

Por su parte, Matías Lestani, director del Departamento de Economía de CRA, “los insumos costarán más caros en dólares y es un problema porque muchos planteos técnicos de producción se bajará el paquete tecnológico en los lotes que no tienen alta aptitud productiva, porque allí se eleva el riesgo de perder plata. Se pasará a una soja con un bajo nivel de tecnología y, en definitiva, generará una menor productividad”.

Para el economista de CRA, “el Banco Central debe dejar claro que sostendrá el proceso productivo y que seguirán disponibles los dólares para la importación de los principios activos e insumos esenciales para la producción en todos los ámbitos, no solo los agropecuarios. Yo creo que van a priorizar a quienes importen insumos para la exportación, porque se generan dólares”.

El presidente de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, opinó que “cada vez que en el pasado hemos tenido restricciones sobre el dólar los problemas se han apilado y aumentado en lugar de resolverse. Esto en un contexto de inflación alta, aunque algo menor que en 2019, no hace más que dilatar los problemas cambiarios al futuro, pero al no resolverlos, afecta por supuesto al presente por incertidumbre y la falta de confianza.

Achetoni agregó que “todo esto atenta contra las posibilidades e intenciones de inversiones, lo cual afecta fuertemente nuestra economía. Realmente considero que, tanto el presupuesto nacional como en la proyección de las producciones agrícolas y la inversión, se debería contar con previsibilidad y seguridad jurídica, que descomprima todas las especulaciones que surgen y que realmente no conducen a nada bueno al país y a los argentinos”.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO