Sondeo: en mayo, las empresas argentinas mostraron mejores niveles de adaptación a las restricciones

Durante los primeros días de mayo, PwC Argentina volvió a encuestar a 150 empresas nacionales en el sondeo “La nueva normalidad en la gestión de los RR.HH” con el objetivo de realizar un seguimiento de las tendencias evidenciadas en el mes de abril pasado.

Dentro de los resultados, se destaca una leve mejora en el nivel de actividad de las empresas, en comparación con el sondeo realizado en abril, así como también a la perspectiva respecto a la evolución de la dotación de personal durante el año en curso.

Ante la pregunta de si están considerando reducciones de la jornada laboral, el 56% respondió que no lo está pensando, el 29% lo tiene en análisis y el 15% sí lo considera como una posibilidad.

En cuanto a la adopción de medidas de seguridad, el 64% tiene previsto algún plan ante casos positivos de covid-19 entre sus colaboradores versus el 57% del sondeo anterior. Dentro de las medidas se destacan, el aumento de la distancia entre las personas, tabiques divisorios, mayor frecuencia de la limpieza, alfombras sanitizantes, uso de barbijos, monitoreo de la temperatura al ingreso e implementación de espacios para cambios de vestimenta y acondicionamiento personal.

En relación al trabajo remoto, el 85% de las empresas cuenta con procedimientos para este formato (ídem sondeo de abril), y el 40% tiene a la totalidad de sus colaboradores trabajando en esta modalidad.

En cuanto a las comunicaciones, el e-mail sigue siendo el principal medio, seguido por las videollamadas y aplicaciones de mensajería. En este sentido, el 61% de los líderes y los equipos de trabajo manifestaron que se sienten más contenidos y motivados en esta etapa. Un 70% está evaluando hacer una encuesta de clima laboral, bienestar y compromiso.

Damián Vázquez, socio de PwC Argentina a cargo de Management Consulting, destacó que: “Los cambios en los modelos de negocio, que sin duda ya están ocurriendo, llevarán también a repensar modelos organizacionales, y ello constituye otro punto de incumbencia para el área de Recursos Humanos que deberá estar preparado para poder trabajar dando soporte en el diseño de los nuevos modelos, perfiles requeridos y puestos críticos”. Según el especialista, “El trabajo remoto que es una realidad que llegó para quedarse, hoy se lleva a cabo con las herramientas que dispone cada organización, pero aprender a hacerlo efectivamente con plataformas de colaboración y un esquema de trabajo por objetivos, es también otro paso importante para este proceso para el cual no todas las organizaciones están preparadas”.

Al ser consultados sobre los beneficios otorgados por el Gobierno (Programas de asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción), un 68% contestó haber solicitado alguno de ellos, el 56% para el salario complementario, el 30% requirió la postergación de las contribuciones al SIPA y un 14% la reducción de dichas contribuciones.

El sondeo manifiesta que se ha generado un cambio de hábitos de consumo y de interacción social, así como también aumento de las transacciones digitales y la conectividad desde la virtualidad en el ámbito personal, comercial y laboral, en el académico, recreativo y en lo relativo al cuidado de la salud.

Desde la perspectiva de las personas se destaca una resignificación de “lo importante”, entendiendo que, luego de la experiencia global, hay un “ajuste interior de valores”: revalorización del contacto con uno mismo, el “estar en casa” y el de “volver a lo básico”. Por ello, en relación al mediano plazo, Recursos Humanos deberá poder acompañar dichos cambios que se van a concretar indefectiblemente a nivel del negocio.

En cuanto a los salarios, se les consultó a las empresas cuáles eran los planes para el resto del año donde el 43% lo tiene en análisis, el 25% realizará aumentos mayores a los planificados, el 20% lo hará de acuerdo a lo previsto, el 7% no otorgará aumentos y 5% considera que tendrá que reducir salarios.

“Es en este contexto, donde el área de Recursos Humanos posee desafíos nuevos y trascendentes, tanto en el plazo inmediato, como en el mediano. Las acciones por implementar tienen que ver con asegurar la continuidad del negocio, estando cerca de los colaboradores y sabiendo cómo se sienten”, señaló María Fernanda Álvarez Apa, gerente de People & Organisation de PwC Argentina. En ese sentido destacó: “Será prioritario armar esquemas para el trabajo remoto y para la salida paulatina del distanciamiento social, atendiendo las medidas de prevención y seguridad que demanda la realidad y con una fluida comunicación con los colaboradores”.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO