Telemedicina, una tecnología eficaz ante el COVID-19

La cuarentena que muchos lugares alrededor del mundo están atravesando debido a la pandemia COVID-19 ha hecho imposible que la gente visite a un médico; sin embargo, las consultas de telemedicina se convirtieron en una opción viable. Según las estadísticas, cada vez más gente está usando estos servicios en línea.

Un informe dirigido por Ateev Mehrotra, profesor adjunto de política y medicina de atención de la salud de la Facultad de Medicina de Harvard (Estados Unidos), publicado en The Commonwealth Fund, revela que el número de consultas ambulatorias disminuyó casi un 60% en los Estados Unidos a mediados de marzo y se ha mantenido bajo hasta mediados de abril, mientras que el número de consultas a distancia ha aumentado.

"Casi el 30% de las visitas en los Estados Unidos se realizan ahora por medio de la telemedicina", dijo Mehrotra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la telesalud supone el uso de las telecomunicaciones y la tecnología virtual para prestar servicios de atención de la salud fuera de los centros de atención de la salud tradicionales. Por ejemplo, podrían utilizarse avances como "la comunicación audiovisual en tiempo real a través de Zoom o una plataforma similar, la comunicación verbal o sólo de audio por teléfono o mensaje de texto, la supervisión de pacientes a distancia como la vigilancia de la presión sanguínea, la tecnología de almacenamiento y transmisión de datos e imágenes y la comunicación a través de portales de pacientes", según explicó Coleman Drake, profesor adjunto de política y gestión de la salud de la Universidad de Pittsburgh.

Uno de los principales beneficios de la telesalud es que evita el contacto físico, una característica que ha demostrado ser muy útil durante la pandemia de coronavirus.

"Ya estamos viendo esto como una forma de reducir la exposición al virus", añadió Ateev Mehrotra.

La telemedicina se ha hecho tan popular que varias empresas están ofreciendo servicios especializados para aprovechar esta tecnología. Una de ellas es Amwell, uno de los mayores proveedores de telesalud en los EE.UU. con más de 150 millones de clientes, que actualmente proporciona atención remota a los pacientes con síntomas leves de COVID-19.

"Actualmente estamos viendo muchos pacientes presentes con síntomas bajos a moderados de COVID-19. Nuestros médicos están preparados para evaluar y recomendar la atención de los pacientes con enfermedades similares a COVID y para clasificar a los pacientes de mayor gravedad en entornos de atención presencial. Sin embargo, nuestros médicos no pueden tratar los síntomas graves de COVID-19 ni examinar a los pacientes a distancia", explicó a Metro la Dra. Mia Finkelston, médica y directora médica de Amwell.

La Dra. Mia Finkelston también comentó que mientras el gobierno y los profesionales de la salud continúan instando a los pacientes a ver a un médico virtual cuando sea apropiado, la gente está investigando dónde y cómo acceder a los servicios de telesalud, añadiendo que hay muchos pacientes que están usando la telemedicina por primera vez.

Aunque la telemedicina ofrece muchos beneficios y se está convirtiendo en una herramienta muy eficaz en la lucha contra el COVID-19, no puede sustituir totalmente un examen en persona por parte del personal médico.

"Obviamente, hay algunas cosas que normalmente ocurren en una clínica que no se pueden hacer electrónicamente, como medir la presión arterial, etc.“, destacó Coleman Drake.

También tiene algunos desafíos que superar, especialmente en términos de tecnología, para convertirse en una forma de medicina aún más accesible para el público.

"Las limitaciones en la tecnología podrían dar lugar a una menor calidad de la atención y es posible que las personas más pobres no puedan acceder a la telesalud, ya que tal vez no tengan acceso a la tecnología", subrayó Ateev Mehrotra.

Pese a algunas limitaciones y dificultades, los especialistas coinciden en que la telemedicina tiene un futuro muy prometedor, sobre todo ante crisis como la que estamos viviendo en estos momentos.

Calidad a escala Esta pandemia ha dado lugar a una afluencia de pacientes en el ya agobiado sistema de salud. La telesalud proporciona acceso a una atención de calidad y conveniente a escala. Los médicos y los equipos de atención que se especializan en el manejo de COVID-19, por ejemplo, pueden hacerlo a través de la tecnología tanto a nivel local, en el hogar del paciente, como a nivel nacional sin necesidad de desplazarse físicamente para ver a los pacientes y/o entrenar/consultar a los equipos de atención locales.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO