Femicidio en Moreno: cómo fue el encuentro entre Camila y su exnovio antes de que la asesinara

La noche previa a su desaparición, la víctima cenó con el acusado y dijo que se iba a mudar.

Una amiga y vecina de Camila Tarocco, la joven de 26 años que encontraron asesinada en Moreno, contó que la noche anterior a su desaparición las dos cenaron con el femicida y la víctima dijo que se iba a mudar por miedo.

"La noche previa cené en su casa con ella y con Ariel (González, el exnovio detenido) y después tuvimos una charla en la que Camila me dijo que se iba a pedir un flete y se iba a ir a vivir a lo de su amiga Rocío", dijo Haydeé, en diálogo con Telefé.

De acuerdo a su relato, unos días atrás entraron a robar a la casa de Camila y desde ese momento ella se quedó con temor de que pudiera volver a pasarle algo. González, con quien tenía dos hijos en común, estaba al tanto de ese incidente y se ofreció a protegerla, pese a que ella lo había denunciado por violencia de género y tenía una orden de restricción.

"Durante esa charla, él no manifestó ningún tipo de violencia, nada. Hoy me doy cuenta de que estaba comiendo con el diablo. Ella le dijo que se iba a mudar y él lo tomó tranquilo, por eso yo también me quedé tranquila", explicó.

En un momento de la noche, Camila se fue a duchar a lo de una amiga y cerca de las 23 volvió a su casa, a pocos metros de distancia. "Yo la miré hasta que entró", aseguró su vecina. Apenas unos minutos después, sería la última conexión de la víctima en su WhatsApp y al día siguiente ya nadie volvió a saber de ella. Empezaba entonces una carrera desesperada contra el tiempo.

"Le mandé un Whatsapp y ya no le llegaba, tenía una sola tilde. A las 5.15 le escribí a Ariel y le pregunté si sabía algo de Camila, porque tenía que ver el tema del flete para irse a lo de Rocío, y él me respondió que no sabía nada y que Camila siempre hacía estas cosas de desaparecer, algo que era mentira", recordó.

"Ella nunca hacía esas cosas de no contestar un mensaje. Ella era muy hermosa, una muñeca, brillaba. Yo al principio pensaba que la habían secuestrado y hoy me doy cuenta de que en ese momento ya estaba muerta", se lamentó la joven.

Efectivamente, el estado en el que se encontraba el cuerpo de Camila hace presumir que fue asesinada poco después de su desaparición. Tardaron casi 11 días en encontrarla. Estaba semienterrada y en una bolsa en un predio ubicado a 20 cuadras de su casa y a dos de la de González.

A través de su cuenta en Facebook, la intendenta de Moreno Mariel Fernández se refirió al caso. "Una vez más no fue un desconocido, fue su expareja y padre de sus hijos", manifestó la funcionaria, y remarcó: "Camila tenía derecho a rehacer su vida. Camila tenía derecho a buscar y construir una relación más sana. La violencia machista mata".

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO