Conocé a Libo, la mujer que inspiró a Alfonso Cuarón para filmar “Roma”

Liboria Rodriguez fue la niñera del director desde que tenía 9 meses de vida. En cada película hubo homenajes a ese vínculo especial que tiene con ella, pero en "Roma" le dedica su mayor obra.

Liboria Rodríguez fue la niñera de Alfonso Cuarón, quien lo cuidó desde que tenía 9 meses de vida. “Es parte de mi familia, uno de los seres que más he querido. Me formó y le tengo mucha deuda”, dijo el famoso director en una entrevista. Por eso, quiso reflejar su historia en “Roma”, una de las nominadas como Mejor Película al Oscar. Conocé a la mujer detrás de la pantalla.

Libo, como le dicen, llegó de Oaxaca, un Estado pobre en el sureste de México, a la capital en 1962. Jamás imaginó que más de cincuenta años después, su vida junto a esa familia se vería reflejada en un film nominado al Oscar.

Cuarón recurre a sus recuerdos de la infancia para retratar en su película una mirada intimista de la vida de una familia de clase media en Colonia Roma, en la capital mexicana. Allí recuerda los relatos de su niñera y de su pueblo. Ella le contaba cómo los hombres de la zona habían mantenido viva la tradición del juego de pelota de las sociedades prehispánicas y cómo los chamanes curaban a la gente con ritos indígenas.

Esas charlas formaron un fuerte vínculo entre los dos que se mantendría a lo largo del tiempo. “Cuando era pequeño le decíamos ‘mamá’. Tanto mi hermano, como yo, como mi sobrino, le decíamos que nos íbamos a casar con ella. Le decía que íbamos a ir a viajar”, contó el director a CNN en octubre.

Una filmografía dedicada a Libo

Antes de Roma, Cuarón le rindió homenaje a esa mujer que marcó su existencia y no encontró mejor manera de hacerlo que a través de su filmografía. Liboria aparece en Solo con tu pareja (1991), la ópera prima del director, que lo lanzó a Hollywood. En Y tu mamá también(2001), también tuvo una breve intervención. Después en Children of men (2006).

Finalmente, el director comenzó a tener “interminables” horas de conversación con Libo para conocer su rutina. Fue así que Cuarón se dio cuenta de lo mucho que desconocía de la mujer que lo había acompañado durante décadas. “Me enteré que hacía ejercicio con Hortensia y que tenían que apagar la luz y usar una vela porque mi abuela se enojaba si gastaban energía. Me pareció muy sintomático de la actitud de clase media hacia las empleadas domésticas”, confesó.

El próximo 29 de febrero será una nueva edición de los premios Oscar y Alfonso Cuarón busca su tercera estatuilla. Sin embargo, la Libo de 1962 jamás hubiera imaginado la historia que inspiraría al cruzar la puerta de esa casa en la calle Tepeji, aquella a la que llamó hogar.

SECCIONES
LO QUE HAY QUE SABER
CLIMA
SUMATE A NUESTRAS REDES SOCIALES
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
este-es-el-que-va.gif

CAMPO

NOTICIAS 365    INICIO    NOSOTROS    CONTACTO

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

Copyright 2020 Noticias 365 · Todos los derechos reservados